viernes, 14 de mayo de 2021

NADA/ADAN

 

NADA / ADAN

Cinco y cuarto de la tarde, entro en el parque y espero que vengan las seis ninfas que me faltan. Busco la sombra de un parral capaz de verdear al más apagado. 

Me siento en el pollete de piedra berroqueña y caliente, muy buena para las almorranas incipientes. 

No se mueven los patos del estanque, tampoco el  aire escondío entre pinos y falsos plataneros llenos de polen; pero pasa ella, y eso, ¡¡eso es una maravilla!!, su andar  lleva el compás de bachata y flamenco de Novelda, cuando parece que se aleja, ¡se sienta !, ¡se estiliza!, ¡se transforma!, se arregla el pelo, cruza las piernas, mueve la cabeza de un lado a otro..  

Su nombre, su risa, sus labios, su música, su pintura de uñas..

Le sonó el móvil:

­-estoy llegando.

Se levanta, se quita las gafas de sol, ¡ojazos!, sube las cejas, me mira, me destroza, me enamora, me duele la muela, y se va. Ni una palabra, ni un quitarse la mascarilla, ni la camiseta, Nada..

Los pellizcos flamencos, dejan cardenales, compás, dolor, ilusiones, vacíos, vino de Sanlúcar y langostinos.  

Te espero en la plaza del Pósito, a los pies de una cruz de hierro forjado y de una fuente enamorá que llora porque le han quitado su Bodegón, y añora la Begoña que recitaba su poesía.

 

♫Dios mío, de mi alma,

Las cosas que a mi me pasan,

Me pasan a mí na má♫

 

5 comentarios:

  1. Te pasa como al Guadiana
    que por los Ojos se esconde
    y aparece por Doñana.

    Me alegra volver a disfrutar con tu prosa y tu poética alegría.
    Bienvenido y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Juan L.
    Cado mayo vuelvo al patio cordobés que nuestros cordobeses (Pepe, Toñi, María José, Carlos) nos tenían reservado: macetas cuajás de flores, geranios, claveles reventones, gitanillas, pozo y paredes de cal.. Cuando me echo una siesta, todavía sueño con aquél vergel ! Gracias

    ResponderEliminar
  3. HOLA, JOSEMI: HACE TIEMPO QUE NO ESCRIBES AQUÍ -CREO-. YA NO NOS METEMOS CASI A VER LAS NOVEDADES QUE ESCRIBIMOS. Y ME HE DADO CUENTA QUE HAS HECHO UN BUEN RELATO, MUY JOCOSO, AUNQUE CUANDO HAS MENCIONADO LA MUELA, NO SABÍA SI ES QUE ELLA SE HABÍA IDO O ERA EL DOLOR. RECUERDO AQUEL DÍA QUE ESTUVIMOS TOMANDO ALGO EN EL BAR DE LA PLAZA DEL PÓSITO EN UN RECITAL. YO HE PASADO MUCHOS RELATOS AL BLOG PERO HEMOS OLVIDADO HACERLO. BUENO, QUE SIGAS ESCRIBIENDO Y PASÁNDOLO AQUÍ. DE ESTA FORMA ME METERÉ MÁS. AH Y LOS LANGOSTINOS CREO QUE SON LOS DE HUELVA, A LOS QUE TE REFIERES. OTRO DÍA TE CONTARÉ UN CASO QUE ME PASÓ EN LA FUENTE. SALUDOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOLA, CÉSAR!
      Que buen sitio esa plaza del Pósito, con sus tardes de mayo escuhando poesía, guitarra flamenca y el vuelo de los vencejos jugando en su eterno vuelo. Todo acompañado de unas cervezas a dos grados y esa ensalidilla rusa que estaba buenísima ! ¡Ahh, hay que repetir !

      Eliminar